Latest courses

Historiografía y Foucault

Encabezados
Print Friendly and PDF

Historiografía y Foucault

El filósofo Michel Foucault, nacido en 1926, presentó una tesis de estudio con respecto a que, por sí mismo, el hombre fue una invención reciente. Al haberse asignado como objeto de estudio en el siglo XIX, la idea de hombre se ve desde una arqueología del pensamiento. Es gracias a este filósofo que la historiografía revolucionó, siendo un parteaguas para lo que se conoce como Antropoceno, al argumentar «que se puede entender como un intento por escribir una historia del presente» ya que, para algunos historiadores nos encontramos en una nueva época. Se dará un breve contexto dentro de la filosofía de Foucault para embonarla dentro de la historiografía y cómo ésta se llevó hasta el actual análisis del pasado.

Michel Foucault creció en una familia de médicos en Francia. Fue un reconocido integrante del alumnado en la universidad École Normale Supérieure, después de la Segunda Guerra Mundial. Él cambió el rumbo de la filosofía con su escrito doctoral, Historia de la locura en la época clásica, hablando de cómo la diferencia entre la cordura y la locura solo es un constructo social. Su labor de vida finalizó siendo activista político y docente. (Buckingham, 2016, p. 303).

Su análisis en torno a la historiografía surgió desde su interés en la política y fungiendo como historiador. Márquez Estrada publicó en 2014 Michel Foucault y la Contra-Historia, donde comenta:

 

Foucault es el fundador de una nueva tradición historiográfica cuya preocupación central es mostrar las relaciones sujeto-verdad y qué tipo de poder es susceptible de producir discursos de verdad en una sociedad como la nuestra, […] empiezan a aparecer objetos de estudio como la locura, la sexualidad, el castigo, el cuerpo, el deseo, la sociedad disciplinaria, buscando desobjetivizar estos objetos. Una historiografía donde los protagonistas son los marginados sociales: los locos, los criminales, los homosexuales, los anormales, los enfermos. Una historiografía preocupada por descifrar los discursos de verdad que han tratado de consolidar en occidente toda una ortopedia social destinada a corregir los males de la sociedad y de la cultura burguesa.

 

Un activista político, filósofo e historiador que luchó por lo que antes se creía sin propósito ni interés, generó una nueva concepción de la historia. Es en Las palabras y las cosas: Una arqueología de las ciencias humanas donde Foucault habla sobre la creación del hombre como concepto. Dentro de este libro, también enfatiza en la importancia de aplicar la arqueología dentro de la investigación histórica del pensamiento. El mismo filósofo francés menciona en el prefacio:

 

Quizá sea posible que los conocimientos se engendren, las ideas se transformen y actúen unas sobre otras (pero ¿cómo? hasta ahora los historiadores no nos lo han dicho); de cualquier manera, hay algo cierto: que la arqueología, al dirigirse al espacio general del saber, a sus configuraciones y al modo de ser de las cosas que allí aparecen, define los sistemas de simultaneidad, lo mismo que la serie de las mutaciones necesarias y suficientes para circunscribir el umbral de una nueva positividad.

 

Con esto es fácil notar cómo las fuentes de la arqueología fungieron como combustible para una nueva percepción del ver a la sociedad, a la humanidad y la vida completa. La reestructuración de la visión histórica dio un vuelco porque la manera de hablar del pasado no salía de la visión actual; ahora, él propone que a través de la arqueología se desentierre el pensamiento y experiencias de épocas anteriores.

La visión de Michel Foucault dio un giro impresionante a las concepciones de la racionalidad y la modernidad. Es gracias a él, gracias a sus conocimientos y posturas, a sus luchas políticas y activismo, que logró ver más allá de sólo una perspectiva antisistema. Él comenzó a darle forma a una visión en la que no habría nada más atinado que la historiografía para la continuación de sus postulados y legados.

Tomando en cuenta que, para él, la idea de hombre propuesta con anterioridad está llegando a su fin, resulta un buen momento para cuestionarnos qué tanto de la historia, la sociedad y la civilización son producto de una sistematización de propuestas y olvidos. ¿Cuántas vivencias no han sido borradas sólo por un acuerdo entre los que definieron qué significa ser humano, hombre, mujer y demás estatutos?

La historiografía y Foucault han llegado para quedarse, para generar una introspección sobre lo que es valioso más allá de una idea general: las particularidades, que son excluidas desde una amnesia colectiva.


Daniel Escoto L.

Historiografía y Foucault


Cómo citar este artículo: ESCOTO L., DANIEL (2024). Historiografía y Foucault. Numinis Revista de Filosofía, Época I, Año 2, (CD3). ISSN ed. electrónica: 2952-4105.




Numinis Logo
UAM Logo
Lulaya Academy Logo

Licencia de Creative Commons
Esta revista está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

No hay comentarios:

Publicar un comentario